Premian ganadores de los Concursos Nacionales de Poesía y narrativa para liceístas 2012

liceistasComo parte de las actividades de la FILVEN

Como parte de las actividades organizadas para festejar la 9na Feria Internacional del Libro de Venezuela (FILVEN 2013), este sábado 16 de marzo, se realizó la Premiación de los Concursos Nacionales de Poesía y Narrativa para liceístas 2012, en la Sala Somari en el Teatro Teresa Carreño.Dichos concursos  son organizados por la Casa Nacional de las Letras Andrés Bello ente Adscrito al Ministerio del Poder popular para la Cultura, en el cual se busca incentivar a los jóvenes a la escritura poética, literaria y narrativa.

Raquel Molina, integrante  a la Casa Nacional de la Letras Andrés Bello, señaló que este premio se ha venido dando sistemáticamente desde hace unos 15 años justamente para reconocer los valores literarios de los jóvenes en nuestro país.

“Es interesente saber que muchos de estos jóvenes que han sido premiados en este concurso hoy día forman parte de los representantes de la joven literatura venezolana, cuando hablamos de la nueva literatura, estamos hablando de chicos y chicas que actualmente podrán tener entre 22 y 23 años, pero que además cuando ellos fueron premiados tenia 15-16 años”, agregó Molina.

Además señaló que “para nosotros es una gran satisfacción saber que estamos haciendo un gran trabajo, porque no sólo apoyamos a los jóvenes a través del concurso sino que también realizamos diferentes talleres a nivel nacional dirigidos a todos los jóvenes de Venezuela”.

Para dar a conocer el ganador del décimo quinto Concurso Nacional de Poesía para liceístas el veredicto  fue leído por Raquel Molina y rezaba lo siguiente: “después de leer la totalidad de las obras concursantes, hemos decidido de manera unánime el premio único a la obra Brevario,  bajo el seudónimo Santa Teresa de aquel Niño Jesús, se identificó a la ganadora como Scarlet Abdallah Salazar”.

En ese sentido, la ganadora Scarlet Abdallah Salazar, manifestó que “cuando me dijeron que yo había ganado no lo podía creer, pensé que no era real y que sólo se trataba de una broma de mi madre, pero después caí en cuenta que si había ganado y fue algo inesperado para mi, confieso que estaba muy pesimista”.

“Me inspire para escribir el texto en los problemas que tenia con algunos profesores  y amigos que me venían criticando cerca a mi tendencia de no ser tan religiosa, me parece que la iglesia como religión funciona si tu aplicas como espiritualidad, como algo para que tu estés en paz contigo mismo me parece bien, pero lo que no me parece es ese fanatismo opino que es incorrecto”, indicó Scarlet.

Asimismo, dijo que: “Todas las mentes tiene algo que decir, todos los jóvenes tienen una manera diferente de opinar, si la mía le pareció a los jueces, más trascendente del resto, le diría que gracias y le digo al resto de los jóvenes que sigan intentando que los premios son buenos para el reconocimiento y el futuro”.

También fue leído el veredicto del  3er  Concurso de Narrativa para Liceístas, el cual fue leído  por María Alejandra Rojas, parte del jurado que examinó las obras que se presentaron el cual decía lo siguiente: “después de leer la totalidad de las obras  concursantes hemos decidido en forma unánime a la obra derrota rutinaria, bajo el seudónimo Egama, por su excelente uso del lenguaje y su destreza en el tono de la ironía, la descripción y el dialogo. El ganador fue identificado como Carlos Emilio Egaña”.

Carlos Egaña, el ganador manifestó sentirse bastante bien, “fue algo inesperado porque pensé incluso que ese cuento no había llegado porque lo mande el ultimo día del concurso, pero realmente creía que tenia chance para ganar, me empeñe en hacer mi cuento y me siento bastante alegre”.

“Ganar el precio para mi significa que más adelante puedo tener un futuro en lo que es una trayectoria literaria”, agregó Egaña

Asimismo, continuó diciendo que: “Mi cuento trata sobre una critica social sobre la gente que uno ve como raro, distinto en una sociedad, por ejemplo uno ve un gordo y uno piensa porque está así podría estar mejor, pero uno no se coloca en su lugar y es algo en general, el venezolano común es muy criticón”.

“El cuento se puede decir que lo inspire en hechos concretos, se trata de una persona gorda que va a un supermercado y compra más de lo que debería comprar y se encuentra a un familiar y a través de una conversación termina deprimido porque justamente su familiar no termina de comprender su estado de gordura y allí entra el tema de la critica social”, concluyó Egaña. / Prensa MPPC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s