Gualberto Ibarreto presente en las nuevas generaciones

LUISANA DE SARIO

El oriente venezolano tiene en él a uno de los máximos exponentes de su música tradicional. Su voz resuena desde muy pequeño y su estampa con sombrero de cogollo y camisa de rayas se popularizó en los años 70. Gualberto Ibarreto, el intérprete de la Cerecita de Luis Mariano Rivera, está presente en una generación que, aunque distante en años, sigue sintiendo la proximidad de sus temas.Gualberto + C4 es el más reciente disco de la agrupación C4 trío, conjunto de jóvenes virtuosos que tomaron las canciones más emblemáticas del cantor y las presentaron con su expresión estilística.

Este álbum, presentado a finales de 2012, ya se ubica como uno de los más vendidos del país.

El maestro Ibarreto relata que “este experimento surgió de una amistad que hice con Jorge Glem, quien empezó a llamarme tío y así nació una relación amistosa. Un día toqué con ellos Presagio en bossa nova, luego él me invito a un concierto para el que prepararon un programa con base en mis canciones. Abrimos la presentación y casualmente al otro día las entradas ya estaban vendidas. Después de eso surgió la idea de un disco”.

La admiración de los jóvenes de C4 Trío fue el detonante para que se comunicaran con uno de sus referentes musicales.

“Somos admiradores de Gualberto desde que estamos chamos, es algo que llevamos en la sangre. Nos parece que lo que aportó a la música venezolana fue enorme y gracias a eso nosotros tocamos hoy en día. Cuando tuvimos la idea de juntarnos con Gualberto dijimos: ‘Tocar la puerta no es entrar, vamos a ver qué pasa’. Para nosotros era un sueño, él accedió inmediatamente”, comenta Jorge Glem, integrante del grupo.

Las armonizaciones y cambios de ritmo no fueron impedimento para Ibarreto quien, según comenta Glem, “ya estaba pensando hacer la La guácara en reggae”.

Glem junto a Edward Ramírez, Héctor Molina y el bajista Rodmer Padilla seleccionaron las canciones, las rearmonizaron e incluyeron improvisaciones, tratando de mantener la tradición de cada una de ellas.

En este álbum, editado por la Fundación Seguros Caracas, se escuchan Amor bonito, La guácara, La carta, Anhelante, La Bikina, Presagio (en español y portugués) y otros tantos sencillos.

“Me siento muy orgulloso con esta renovación de mis temas. Son muchachos jóvenes que todavía no habían nacido cuando yo salía a cantar y, sin embargo, fueron criados con la música mía. El mayor de ellos apenas tiene 32 años”, destaca Ibarreto.

Asimismo, en esta primera producción discográfica del intérprete oriental junto a la agrupación se incluyen tres piezas instrumentales que forman parte del nuevo repertorio de C4 Trío.

“Esos temas son maravillosos, ellos juegan con los instrumentos, los dominan a la perfección. Por eso es que digo que mis canciones cuando son interpretadas por C4 Trío parece que las estuvieran estrenando. Esos arreglos no son hechos al azar, son un conjunto de ideas que ellos practican basados en música clásica, el jazz, la bossa nova. Es una cosa muy elaborada y muy bonita”, reflexiona Ibarreto.

Es precisamente esa disposición para ceder sus temas lo que mantiene a Gualberto Ibarreto presente en las nuevas generaciones.

/CIUDAD CCS/FOTO ARCHIVO/ AMÉRICO MORILLO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s