Andrés Bello cultivó el desarrollo de un lenguaje para americanos

LUIS RIVERO DONALLE

Hoy las letras están de fiesta. Hoy se celebra el Día del Escritor, en tributo al natalicio del Cisne del Anauco, Andrés Bello. A 231 años de su nacimiento, su legado aún refulge en la historia de Venezuela y de América y su figura está anidada en los corazones de sus compatriotas, quienes lo recuerdan como maestro de Simón Bolívar.No obstante, participar en la educación del Libertador es sólo una arista de la vida de este poeta, legislador, filósofo, crítico y filólogo. Se destacó por su apego a la causa republicana y por sus aportes al desarrollo de una lengua castellana para el uso de los americanos.

HIJO DE CARACAS

Hijo primogénito de Bartolomé Bello y Ana Antonia López, el maestro nació el 29 de noviembre de 1781, en Caracas. En esta ciudad comenzó su pasión por la lectura y la cultura, lo que lo llevó a graduarse de Bachiller en Arte, en la Real y Pontificia Universidad de Caracas, en 1800, según está escrito en el Diccionario de Historia de Venezuela de la Academia Nacional de la Historia.

Tras el primer grito de Independencia, en junio de 1810, Bello, junto a Simón Bolívar y Luis López Méndez, partió hacia Londres como comisionado de la naciente República con el objetivo de conseguir el apoyo de la Gran Bretaña para la causa emancipadora.

En esa ciudad, el Cisne del Anauco desarrolló la segunda etapa de su vida. Allí se codeó con científicos y políticos de la época y se casó por primera vez con Ana María Boyland, con quien tuvo tres hijos, hasta su fallecimiento siete años después del matrimonio. Luego, contrajo nupcias con Isabel Antonia Dunn, con quien tuvo 12 hijos.

Durante los 19 años que estuvo en Londres, tuvo una amplia labor literaria, que derivó en la creación de dos de sus más importantes silvas: Alocución a la poesía y La agricultura de la zona tórrida.

Posteriormente, en junio de 1829, el maestro llegó a Chile, país que lo acogería hasta el día de su muerte, el 15 de octubre de 1865. En la nación austral publicó la mayor parte de su obra. Resaltan los textos Gramática castellana destinada al uso de los americanos; Principios de Derecho Internacional y el Código Civil de ese país, al que dedicó 20 años para su elaboración.

Bello trabajó para los americanos. Orientó su obra de una forma educativa y política, a diferencia de intelectuales de la época que concebían el conocimiento como un goce individual. ¡Gloria a su legado! ¡Feliz Día a los Escritores!/CIUDAD CCS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s