Documental de Atahualpa Lichy rescata las tradiciones de Los Andes venezolanos

La cinta ya participó en más de 23 festivales internacionales

El largometraje cumplió su primera semana en salas comerciales. De momento se exhiben solo dos copias en los cines caraqueños Centro Plaza y del C.C. Líder

La coaguionista Diana Lichi y el director

Luego de participar en 23 festivales internacionales, el documental El misterio de las lagunas. Fragmentos andinos, de Atahualpa Lichy, representará a Venezuela en la edición decimocuarta del Festival Filmar en América Latina, que tendrá lugar en Ginebra, Suiza, desde mañana 17 de noviembre hasta el 2 de diciembre.

El largometraje de Lichy fue seleccionado para concursar por el Premio del Público en la sección de documentales, mientras que la también venezolana El rumor de las piedras, de Alejandro Bellame, está postulada para optar al Premio del Jurado Joven.

En el festival suizo El misterio de las lagunas. Fragmentos andinos, competirá junto a la ecuatoriana Con mi corazón en Yambo, exhibida recientemente en Venezuela a propósito del Festival Latinoamericano y Caribeño de Margarita, donde se llevó el pelícano a la Mejor Ópera Prima Documental.

En esta oportunidad también participarán en la misma categoría que el documental venezolano las cintas Confesiones (Argentina), Palabras mágicas (Nicaragua, Guatemala y México) Cuando la tierra brilla (Guatemala – Francia), Canígula (México), Nacer. Diario de maternidad (Colombia), Confesiones (Argentina – Brasil), Hija (Chile – Perú), Moacir (Argentina), Os ultimos canganceiros (Brasil), O samba que mora en mim (Brasil) y Leontina. Un viaje al futuro de tu propia vida (Chile).

La obra de Atahualpa Lichy, financiada por el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC) ya se exhibió en importantes pantallas del mundo gracias su selección en certámenes como el de Nuevo Cine Latinoamericano de la Habana; el de Guadalajara, México; en Montreal; en Dhaka, Bangladesh y el Festival Internacional de Busan, en Corea, entre muchos otros.

En Venezuela la cinta salió al estreno el pasado viernes 9 de noviembre solamente con dos copias que se proyectan en las salas de Cinex Centro Plaza y Cines Unidos Líder, ambas en Caracas.

ENTRE TRADICIONES Y LEYENDAS

El misterio de las lagunas. Fragmentos andinos, desecha las fórmulas adheridas a un narrador en off que cuenta y describe desde afuera o al empleo excesivo de entrevistas especializadas o textos que saturan la atención del espectador con una amplia cantidad de datos “contantes y sonantes”.

Por el contrario, con una estética semejante a las producciones que buscan promover un destino turístico, el documental dirigido por Atahualpa Lichy ofrece una perspectiva íntima sobre las creencias, tradiciones, costumbres y cotidianidades propias de la gente de los Pueblos del Sur en Los Andes venezolanos.

“Yo prefiero que la gente vea sin que uno le explique todo. Si se interesa mucho en un detalle puede ir y ahondar en la información. Si uno les permite contemplar la belleza del paisaje, de la gente, la música y los sonidos, el espectador se compenetra más con lo que está viendo. Creo que con las imágenes se entiende, no necesito decir ‘mira que belleza la neblina que pasa por la laguna’, si alguien lo ve la imagen le provocará una sensación”, aclaró el realizador en conversación con el Correo del Orinoco.

En una suerte de tributo al lenguaje audiovisual, como si se tratara de un material pedagógico para enseñar a contar historias con ese recurso, el autor enseña una parte de Venezuela desconocida para muchos y al mismo tiempo documenta una serie de elementos de nuestras tradiciones culturales, muchos de los cuales, en opinión del director, podrían desaparecer en un futuro cercano

De hecho, la idea de hacer este documental surgió cuando el director, luego de una visita a Los Andes relativamente reciente, se dio cuenta de que los Pueblos del Sur estaban exactamente igual a cuando los visitó en su niñez, hace unos 40 años, llevado por su padre.

“Esa zona del páramo se mantiene igual aún cuando el resto del país o buena parte de él se ha transformado mucho, sobre todo físicamente. Cuando entramos en contacto con la gente y sus costumbres nos pareció formidable tratar de rescatar esas tradiciones que se van a perder rápidamente, porque es evidente que dentro de poco en esos pueblos va a entrar la telefonía y la señal de radio, por ejemplo, seguramente las vías dejarán de ser de tierra… Cuando eso pase muchas de las tradiciones se van a perder”, consideró Atahualpa Lichy.

DIOSES TUTELARES

La bibliomula: una alternativa para promover la lectura en el páramo

Usando como principio y fin al tema de las lagunas, la película comienza el compendio de cotidianidades y tradiciones con el uso popular de una radio comunitaria que hace las veces de correo oral, luego da cuenta de la bibliomula, una ingeniosa manera de promover el libro y la lectura en una zona de difícil acceso, con algunos caminos que solo permiten el acceso a pie o a lomo de mula.

Y así continua al rescate del culto a San Isidro y a San Benito, la ceremonia de la paradura del niño, la locaina o fiesta de locos y el muy particular velorio de los angelitos, entre otras varias tradiciones.

Igualmente la película se mete en la casa de los lugareños que tienen sus respectivos ataúdes, o también llamados “camitas”, colocadas en el techo con sus mortajas y ropajes listos para que la muerte no les sorprenda del todo.

Otro elemento importante es el violín, un instrumento “consentido” en Los Andes, como muestra de esto aparece un cultor popular que aprendió a tocar de manera autodidacta, solo con la experimentación y el contacto con el instrumento desde niño.

También aparece la ceremonia del trigo, desde la cosecha hasta el proceso artesanal de molienda y concentrándose especialmente el en ritual del trillado con la ayuda de los caballos.

Todo eso envuelto en el misterio de las lagunas “porque precisamente en Los Andes las lagunas son, diría yo, los personajes principales. Hay más de 200 y todas son motivo de reverencia. Los habitantes de allá no pasan cerca de la laguna haciendo ruidos fuertes, no les lanzan piedras, no se bañan en ellas y no pescan”, contó Atahualpa Lichy.

Inclusive, según refirió Diana Lichy, coguionista, productora y editora de la cinta, algunas leyendas cuentan que Arca y Arco, una especie de dioses tutelares de Los Andes, descendieron del cielo para convertirse en lagunas. De ahí el profundo respeto y reverencia a estos cuerpos fluviales envueltos en un tupido halo de misticismo.

LA MAGIA DE LA MÚSICA

Un elemento a destacar en El misterio de las lagunas. Fragmentos andinos es la música y la banda sonora en general. “Cuidamos mucho el sonido. Una película tiene buen sonido cuando hay una dimensión sonora que enriquece lo que estas viendo, eso te permite sumergirte dentro de la película, cuando oyes es viento en un primer plano, más lejos los cascos de la mula contra las piedras, un pájaro que pasa”, eso se aprecia en el documental aclaró Diana Lichy.

En cuanto a la música en sí, la obra de Lichy se distingue porque no se buscó una música que pudiera adaptarse bien a las imágenes. En este caso se creó un soundtrack especial para la película que incluso generó la edición de un disco con el apoyo del Centro Nacional del Disco (Cendis).

Los temas preparados para esta producción, además de armonizar con las imágenes para crear una ambientación y generar un vínculo sensorial con el espectador, sustituyen el monótono discurso de la voz de un locutor, para usar en cambio la lírica de las canciones que finalmente estructuran el discurso narrativo.

A sugerencia del director según la situación donde debería ir cada tema, la poetisa, Diana Lichy, junto con el compositor Rafael Salazar, “quien conoce en detalle la música tradicional venezolana”, crearon las letras y la instrumentación de las piezas interpretadas por reconocidas figuras como Daniel Gil, Huguette Contramaestre, Cecilia Todd, Iván Pérez Rossi y Francisco Pacheco.

El disco contiene un total de 12 temas con ritmos tradicionales venezolanos, la mayoría de ellos creados especialmente para El misterio de las lagunas. Fragmentos andinos.

Sin embargo, a pesar de la correspondencia precisa entre la música y la imagen, las canciones dan la impresión de ser viejos temas. “La gente nos pregunta que cómo hicimos para hacer que la letras coincidiera tan bien con las imágenes”, señaló la productora y editora.

MÁS PÚBLICO MÁS TIEMPO

Desde este lunes, la producción participará en un certamen de Ginebra, en Suiza

Por disposiciones legales, El misterio de las lagunas. Fragmentos andinos, se mantendrá en cartelera al menos hasta el próximo viernes 23 de noviembre. Su permanencia más allá de ese lapso dependerá de la convocatoria que genere en el público.

Si logran contar con el apoyo de los distribuidores la película probablemente haga un recorrido por ciudades como Maracaibo, Valencia, Puerto La Cruz, Barcelona y Mérida donde, según Lichy, fue muy bien acogida por parte del público durante la más reciente edición Festival de Cine Venezolano.

Recuadro

JUVENAL EN MOVIMIENTO

Luego de concretar una segunda parte del documental El misterio de las lagunas. Fragmentos andinos, en la que se incluirán tradiciones y leyendas andinas que no pudieron incorporarse a la primera entrega, Atahualpa y Diana Lichy tienen previsto ponerse a trabajar en un documental sobre el artista plástico, maestro del cinetismo, Juvenal Ravelo.

En relación a la génesis de este proyecto el cineasta, Atahualpa Lichy contó que es producto de una serie de coincidencias que lo acercaron a Ravelo. En primer lugar, a Diana Lichy le tocó hacer un guión para un documental sobre el artista plástico hace unos 25 años para la serie Cuadernos Lagoven.

Más recientemente , a mediados de este año, tanto Atahualpa Lichy como Juvenal Ravelo fueron invitados la Bienal de Arte Contemporáneo de Marcigny, en Francia, evento que se dedicó en esa oportunidad a Venezuela.

Ravelo fue convidado para realizar dos murales bajo su propuesta conocida como Arte de Participación en la Calle, mientras que Lichy asistió para presentar su más reciente documental y su largometraje Río negro, como parte de una muestra de cine Venezolano.

En ese contexto en embajador galo en Caracas, Jean-Marc Laforet, oriundo de Marcigny, le sugirió al cineasta que aprovechara la oportunidad para grabar la realización de los murales con la participación de la gente bajo la supervisión del maestro del cinetismo.

Esto a su vez coincidió con que, antes de viaja a Francia, Ravelo estaba exponiendo por primera vez en sala -en la Galería Daniel Suárez de Caracas-, luego de más de 20 años trabajando en plena calle.

De todo eso se hizo un registro audiovisual, complementado con varias entrevistas al artista. “También vamos a ir a filmar donde él nació En el estado Monagas, tenemos imágenes que él nos ha dado sobre su trabajo de calle que hizo hace 30 años. No sabemos qué forma va a tener la película, pero trataremos de hacer un buen retrato de Juvenal “, anticipó el cineasta.

Se espera que este trabajo esté listo a mediados del año próximo. “como vamos a hablar de cosas recientes no queremos presentarlo dentro de tres años y  además la gente de Marcigny también está esperando este trabajo”, reveló el director.

UNA FICCIÓN

Con El misterio de las lagunas. Fragmentos andinos, Atahualpa Lichy regresa a la dirección cinematográfica después de 25 años, lapso en que estuvo dedicado a otras disciplinas cinematográficas, especialmente en la producción y coproducción.

De hecho participó como productor en importantes cintas latinoamericanas como la mexicana El crimen del padre amaro, nominada a los Oscar en 2002 y la colombiana Bolívar soy yo, entre otras.

Ahora mismo, a parte de trabajar en la segunda parte del documental sobre Los Andes y en el de Juvenal Ravelo, se está preparando para dirigir el próximo año el largometraje de ficción El rey del Orinoco, basado en un guión de Diana Lichy sobre la llegada de los corsos a Venezuela en el siglo XIX.  F/ Héctor Lozano/ Cortesía Yavita Films

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s