Ovación de pie para cantos y bailes tradicionales en el Teresa Carreño

Para cerrar la tarde, parejas aparecieron para zapatear sabroso un joropo llanero que mantuvo de pie a los asistentes, quienes acompañaron la pieza con palmas y onomatopeyas de las más avivadas expresiones populares criollas

teatro.jpg

Faldas púrpuras, alpargatas y contoneo de caderas fueron ingredientes centrales en la danza que se bailaba al ritmo de piruetas, gestos graciosos y cortejos. Eran las 5:00 de la tarde de este domingo y Elena Gil irrumpía la Sala Ríos Reyna del Teresa Carreño (TTC) con un misterioso Yarirokue, canto en lengua pemón, que dio la bienvenida al público, que disfrutó por hora y media del espectáculo Venezuela Diversa. Sueños e Identidades.

Vestida de manta azul, descalza y con semillas carmesí adornando su cuello, Gil entonó varios cantos de comunidades indígenas apostadas en el Parque Nacional Canaima del estado Bolívar. La atmósfera se tornó silente mientras los sonidos de pajarillos y el ruido de las mansas aguas del Orinoco endulzaban oídos asistentes.

Posteriormente, la danza Mare Mare Kariña, de los pueblos ancestrales de Anzoátegui y Bolívar, llenó las tablas de colorido y sincronía femenina al calor de parejas adornadas con mantas tejidas artesanalmente.

Las maracas del Mare Mare sirvieron de preámbulo para la parranda aragüeña de Los Pastores del Limón, en la que un burro, una viejita, una simpática ave y un conjunto de bailarines adoraban al Niño Jesús con pasos improvisados que despertaron las risas en el público, quienes, al terminar el género conocido como Diversiones Centrales, se levantó de sus sillas para ovacionar a intérpretes del Centro Nacional de Danza.

“Limón, échale limón. Limón con papelón”, cantaban los músicos del Grupo Tradiciones de Venezuela, quienes entonaron versos en vivo para amenizar el encuentro del público con la diversidad sonora y danzada del país.

Mientras los muchachos se preparaban para la siguiente presentación, Tania Daniels, proveniente de la parroquia Petare, manifestó sentirse orgullosa y honrada con la gala coreográfica porque “yo soy venezolana y me gusta todo lo que sea venezolano ¡Que viva mi país! exclamó a la sorpresa del repique de tambores mirandinos.

Así, la sala recibió a la tradición criolla que cada 24 de junio rinde tributo a San Juan Bautista en las zonas costeras del estado Miranda.

Faldas púrpuras, alpargatas y contoneo de caderas fueron ingredientes centrales en la danza que se bailaba al ritmo de piruetas, gestos graciosos y cortejos masculinos hacia las esquivas muchachas que se alejaban a la cercanía del jocoso piropo.

Seguido de la alegría de la región central venezolana, una pantalla negra cubrió el escenario y de inmediato el cantautor llanero Vidal Colmenares apareció en medio del público con micrófono en mano y voz dedicada a la faena diaria del campesino que madruga para el ordeño en las sabanas.

“El ordeñador espera con el reo y la totuma. Ninguno pasa trabajo mientras su ma’e le dura”, cantaba Colmenares al sonido de cuatro, maracas, bandola y los sentidos aplausos de una sala llena.

A la despedida del llanero, el público en ola nuevamente se levantó para responder a la última estrofa que rezó: “Mi negrita no quiere que yo me vaya porque le dejo la tristeza de la sabana”.

Para cerrar la tarde, parejas aparecieron para zapatear sabroso un joropo llanero que mantuvo de pie a los asistentes, quienes acompañaron la pieza con palmas y onomatopeyas de las más avivadas expresiones populares criollas.

De pie, el habitante de Guarenas, Néstor Molino, expresó su alegría de “ver una producción venezolana en estos espacios. La parte que más me gustó fue la propuesta del joropo. No me esperaba ver gente tan joven haciendo eso con tantas ganas ¡Eso es reconfortante!”. Con su comentario el telón cerraba hasta una próxima temporada de Sueños e Identidades venezolanas.

 

 

 

Para cerrar la tarde, parejas aparecieron para zapatear sabroso un joropo llanero que mantuvo de pie a los asistentes, quienes acompañaron la pieza con palmas y onomatopeyas de las más avivadas expresiones populares criollas

teatro.jpg

Faldas púrpuras, alpargatas y contoneo de caderas fueron ingredientes centrales en la danza que se bailaba al ritmo de piruetas, gestos graciosos y cortejos

 

Eran las 5:00 de la tarde de este domingo y Elena Gil irrumpía la Sala Ríos Reyna del Teresa Carreño (TTC) con un misterioso Yarirokue, canto en lengua pemón, que dio la bienvenida al público, que disfrutó por hora y media del espectáculo Venezuela Diversa. Sueños e Identidades.

Vestida de manta azul, descalza y con semillas carmesí adornando su cuello, Gil entonó varios cantos de comunidades indígenas apostadas en el Parque Nacional Canaima del estado Bolívar. La atmósfera se tornó silente mientras los sonidos de pajarillos y el ruido de las mansas aguas del Orinoco endulzaban oídos asistentes.

Posteriormente, la danza Mare Mare Kariña, de los pueblos ancestrales de Anzoátegui y Bolívar, llenó las tablas de colorido y sincronía femenina al calor de parejas adornadas con mantas tejidas artesanalmente.

Las maracas del Mare Mare sirvieron de preámbulo para la parranda aragüeña de Los Pastores del Limón, en la que un burro, una viejita, una simpática ave y un conjunto de bailarines adoraban al Niño Jesús con pasos improvisados que despertaron las risas en el público, quienes, al terminar el género conocido como Diversiones Centrales, se levantó de sus sillas para ovacionar a intérpretes del Centro Nacional de Danza.

“Limón, échale limón. Limón con papelón”, cantaban los músicos del Grupo Tradiciones de Venezuela, quienes entonaron versos en vivo para amenizar el encuentro del público con la diversidad sonora y danzada del país.

Mientras los muchachos se preparaban para la siguiente presentación, Tania Daniels, proveniente de la parroquia Petare, manifestó sentirse orgullosa y honrada con la gala coreográfica porque “yo soy venezolana y me gusta todo lo que sea venezolano ¡Que viva mi país! exclamó a la sorpresa del repique de tambores mirandinos.

Así, la sala recibió a la tradición criolla que cada 24 de junio rinde tributo a San Juan Bautista en las zonas costeras del estado Miranda.

Faldas púrpuras, alpargatas y contoneo de caderas fueron ingredientes centrales en la danza que se bailaba al ritmo de piruetas, gestos graciosos y cortejos masculinos hacia las esquivas muchachas que se alejaban a la cercanía del jocoso piropo.

Seguido de la alegría de la región central venezolana, una pantalla negra cubrió el escenario y de inmediato el cantautor llanero Vidal Colmenares apareció en medio del público con micrófono en mano y voz dedicada a la faena diaria del campesino que madruga para el ordeño en las sabanas.

“El ordeñador espera con el reo y la totuma. Ninguno pasa trabajo mientras su ma’e le dura”, cantaba Colmenares al sonido de cuatro, maracas, bandola y los sentidos aplausos de una sala llena.

A la despedida del llanero, el público en ola nuevamente se levantó para responder a la última estrofa que rezó: “Mi negrita no quiere que yo me vaya porque le dejo la tristeza de la sabana”.

Para cerrar la tarde, parejas aparecieron para zapatear sabroso un joropo llanero que mantuvo de pie a los asistentes, quienes acompañaron la pieza con palmas y onomatopeyas de las más avivadas expresiones populares criollas.

De pie, el habitante de Guarenas, Néstor Molino, expresó su alegría de “ver una producción venezolana en estos espacios. La parte que más me gustó fue la propuesta del joropo. No me esperaba ver gente tan joven haciendo eso con tantas ganas ¡Eso es reconfortante!”. Con su comentario el telón cerraba hasta una próxima temporada de Sueños e Identidades venezolanas.

 

 

 

 

 

 

 

 

(AVN)

 

 

 

 

 

(AVN)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s