Poeta cubano Roberto Méndez recibirá Premio Mariano Picón Salas

Roberto MéndezPara el autor cubano Roberto Méndez Martínez, ganador del Premio de Ensayo Mariano Picón Salas, leer al poeta José Lezama Lima es como comer caviar: “Después de probarlo hay muchísimos alimentos a los que uno no les siente el sabor”. En ese sentido, dijo que luego de cruzarse con la poesía del creador de Paradiso, los libros de poesía medianos “parecen verdaderas tonterías”.El ensayista cubano recibirá este jueves 20, a las 7:00 de la noche, el galardón por su obra El tiempo dorado por el Nilo, que reúne “lo que sabe, lo que siente y lo que espera de Lezama Lima”. La entrega será en el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg), y este miércoles compartirá con el público, a las 5:00 de la tarde.

El galardonado, que se alzó entre 95 ensayistas, apuntó que la lectura marcó sus gustos e incluso en la dedicatoria del libro sobresale que su padre fue el primero en poner en sus manos un libro de Lezama.

“Al leerlo uno entra en la pasión de esas densidades, de esa prosa barroca, de esa cantidad de implicaciones culturales, de esa mezcla de elementos que van de Grecia a Egipto, de Egipto a España, a las islas del Caribe, y que también pasa por Venezuela”.

Justamente esas conexiones culturales fueron las que le hicieron trabajar en el libro, a deshoras, en las vacaciones, en las madrugadas, para completar 160 páginas que no sólo hablan del Lezama poeta o ensayista.

“Una de las cosas que busqué en El tiempo dorado por el Nilo fue no quedarme en el Lezama poeta o ensayista, sino también hablar del Lezama de ballet, de la plástica, del Lezama antes de Lezama, porque previamente a la Muerte de narcizo, incursionó en el periodismo, animó actividades editoriales, a eso dedico unas páginas”.

LEZAMA Y VENEZUELA

El autor resaltó la influencia de Mariano Picón Salas sobre Lezama y sus concepciones del barroco, pero también apuntó que el poeta cubano, sin conocer Venezuela, se aproximó a la obra de Simón Rodríguez, sin tener éste la trascendencia internacional que logró en la época Andrés Bello.

“Fue capaz de escribir unas páginas hermosísimas de Simón Rodríguez, en la Expresión Americana, y no era el Simón Rodriguez de hoy tan justamente difundido desde Venezuela”, expresó.

Además, dijo que Lezama ironizó, como lo hizo con muchos, sobre Rómulo Gallegos, quien vivió poco más de un año en La Habana.

“Gallegos fue muy bien acogido en los medios intelectuales, pero sus amistades no coincidían, e hizo víctima a Rómulo Gallegos de un par de afirmaciones agudas. Dijo algo como que Doña Bárbara era lo peor que se había escrito en el mundo. Claro, esta obra está lejos de la nociones que Lezama tenía de la novela”./(Tomado de AVN)

RM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s