Vómito adeco controversial

Muchos escucharon las canciones de Sentimiento Muerto, Seguridad Nacional, Arcángel, Resistencia y hasta de La misma gente, pero nadie recuerda a la agrupación Vómito adeco.

En la serie Ver para creer, que transmite Vive TV, muchos quedaron atónitos por la supuesta existencia de este grupo en la década de los 70, que fue presentado como el pionero del punk no sólo en Venezuela, sino a escala mundial.

Otros desestimaron que esto fuera cierto y entre dimes y diretes continuaron los comentarios acerca del programa y la agrupación a través de blogs y las redes sociales. Dio tela que cortar.

SE LANZARON AL RIESGO

La serie constó de cinco programas: Un quijote en el lago de Valencia; Azir, sueños de alquimia en buria; Llano, lucha y punk rock, Vómito adeco; Venehacker; y Lo que la televisión no te cuenta.

Anoche se transmitió este último capítulo de la serie y luego Vive TV hizo un foro en vivo: todo quedo claro, eran falsos documentales.

Mirko Casale, coordinador de la serie y director del capítulo Vómito adeco, señala que la idea era contar la historia de Venezuela a través de unos personajes y situaciones que no existieron. “Parecía que eran unas historias que ocurrieron y que la televisión no te contó, pero lo que no te cuenta es su poder de manipulación y eso es lo que revelamos en el quinto episodio y el motivo de la serie”, dijo.

La idea de que la transmisión de estos programas fuera contraproducente –porque muchos pudieron creer alguna historia y no supieron al final que se trataba de documentales falsos– fue un riesgo que se planteó el equipo de producción de la serie.

Sin embargo, lo lanzaron como una novedad porque se conoce que este género sólo se ha transmitido como unitario y, de haberlo hecho como un solo programa, de igual manera los productores sabían que no se garantizaría que todo el mundo sabría al final que eran falsos documentales.

“Por ejemplo, hay un falso documental para una televisora europea que dice que Stanley Kubrick ficcionó la llegada del hombre a la Luna. Allí entrevistan a su viuda y a personeros del gobierno gringo. Cuando culmina se sabe que no era verdadero, pero mucha gente no vio el final porque cambió de canal o tuvo que salir y aún se pueden ver comentarios de personas que aún creen que fue cierto”, comenta Casale.

Otra experiencia que recuerda es la del director neozelandés Peter Jackson, en 1995, con Forgotten Silver, un documental que contaba la vida de un pionero del cine que nunca existió. “Se pasó como unitario, no se aclaró al final que era falso y fue descomunal el debate. Tuvieron que pedir disculpas porque no se hizo con la intención pedagógica o reflexiva como hemos querido hacerlo nosotros en Vive”.

UN ASALTO AL DOGMATISMO

La idea de estos falsos documentales no era crear pánico, indica Gabriel Gil, coordinador de Programación de Vive TV. “Se está hablando de punk, arquitectura, alquimia, hacker. La gente se preguntaba si era cierto o falso y hay una tendencia al debate que generó un paso de reflexión”.

Para Gil este género es un gancho para contar una historia real. “Estamos haciendo el debate de ‘no te creas todo lo que dice la televisión’ pero también es, como dice Freddy Ñáñez (presidente de Fundarte), un asalto al dogmatismo y a estructuras anquilosadas. La idea es como pegar un corrientazo también para que la gente se despegue, vea la televisión de otra forma, vea que Vive no es algo pacato. También podemos hacer otro tipo de trabajo, es una respuesta integral”.

Asimismo, para Casale el género de falso documental es “un poco el juego de que toda mentira tiene algo de verdad y toda verdad tiene algo de mentira”.

Lo cierto del documental Vómito adeco es, entre otras cosas, cómo contaron la verdad de Zaraza en los años 70: no había carreteras asfaltadas ni universidades y la pobreza era extrema, cuentan sus productores.

Asimismo, las letras de las canciones del supuesto grupo, escritas por Casale, se fusionaron con la musicalización de la banda de gaitas de Vive TV. Las historias de esos temas también son reales, así como el cuatro eléctrico que diseñó Rogerts Galarraga, trabajador del canal, con cables, parches y un amplificador que sirvió para distorsionar el sonido.

Se vislumbra que la controversia seguirá, pero la serie Ver para creer promete no llegar a su final. Ya los productores se están preparando para hacer una segunda temporada que se transmitiría el próximo año con otros matices, mostrando verdades y mentiras para que sea el público el que desentrañe el misterio.

_________

¿Se lo creyeron?

@icarpio

[Indira carpio]

Vómito adeco, vómito adeco… diarrea copeyana… me da vueltas en la cabeza.

 

@okrimopina

[Okrim Opina]

Qué fino. Mi franela de Vómito adeco resistió su primer lavado. #50BolosBienInvertidos 🙂

 

@cheocomegato

[Cheo]

Estoy pasando por Zaraza, veré si compro grandes éxitos de Vómito adeco en bluray.

 

@bahiarevo

[Harriett Ramirez ]

Bueno pues! Vómito adeco y el punk del mundo…jajajaja! tremendo Vive TV.

 

@ArianaMalpica

[Ariana Malpica ]

Hay que ser pero bien idiota para creerse el “documental” de Vive de que el punk nació aquí en Venezuela con un grupo llamado Vómito adeco.

 

@ArnaldoLugo

[Arnaldo Lugo ]

Si lo de Vómito adeco fuese verdad “La Hojilla” abriría hoy con la canción “Dios Salve a CAP”.

ROCÍO CAZAL/CIUDAD CCS
FOTO JESÚS CASTILLO/CIUDAD CCS

 

Anuncios

Una respuesta a “Vómito adeco controversial

  1. porque tanta mentira y falsa ? que ganan con todo eso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s